Gestión de marca

¿Quienes somos?

Somos un grupo de profesionales dedicados a la optimización y desarrollo de emprendimientos.

Nos caracterizamos por la pasión de construir y la precisión que dedicamos en cada proyecto.

Tus ideas, nuestra pasión…

¿Qué hacemos?

Creamos marcas desde cero, mejoramos y/o optimizamos el diseño y gestión de las marcas ya existentes. Nos dedicamos principalmente a crear contenido y posicionarlo en las redes para conseguir reconocimiento de marca y de esa forma mejorar el rendimiento.

Pero, ¿cuál es la diferencia del resto de consultores?

Si estás acá es porque al igual que nosotros eres un soñador que quiere hacer tus ideas realidad y además, darle el toque ingenieril que nos caracteriza como los mejores en nuestro campo.

¿Cómo lo hacemos?

  1. Empezamos con una entrevista o un diagnóstico de la marca a tratar.
  2. Realizamos un estudio de mercado.
  3. Definimos los objetivos del proyecto.
  4. Presentamos una propuesta.
  5. Diseñamos un plan de trabajo.
  6. Damos inicio.
  7. Presentamos avances y modificaciones de ser necesario.

¿Suena sencillo, no? Cómo profesionales en el área queremos quitarte toda la carga y hacerte el camino lo más fácil posible.

¿Por qué lo hacemos?

El destino del mercado convencional será reestructurarse para poder competir con el avance tecnológico de la época.

Las marcas que están naciendo en esta Era digital han desarrollado un sello tecnológico indispensable para su existencia en el mercado. Esta gran masa de emprendimientos tienen la necesidad de implementar o mejorar su gestión digital así como muchas otras empresas que aún se desenvuelven de la forma tradicional y necesitan nuevas herramientas y estrategias para llevar su negocio al siguiente nivel.

FOCUS STUDIO se encarga de ayudar a cada proyecto con el tacto, ilusión, responsabilidad y dedicación que un emprendedor necesita para desarrollar sus ideas al máximo.

¿Cuándo lo hacemos?

Para saber cuándo es hora de acudir a nosotros puedes responder estas preguntas:

¿Tu empresa se ha estancado?

¿Estás comenzando un emprendimiento?

¿Tienes una gran idea pero aún no la concretas?

¿Quieres que más personas te conozcan?

¿Quieres vender más?

¿Quieres mejorar algún proceso en tu empresa?

Si tú sientes que en tu camino empresarial te encuentras con estas preguntas, FOCUS STUDIO puede darte la solución.

“La mente que se abre a una nueva idea jamas vuelve a su tamaño original” – Albert Einstein

¿Ya tienes la idea de tu próximo proyecto?

Espacio de trabajo

Todo emprendimiento comenzó en un escritorio lleno de ideas

Desarrollar una empresa necesita de muchos factores económicos, administrativos y logísticos. Pero ¿qué pasa con nuestro espacio de trabajo, nuestro lugar seguro, el rincón de nuestra creatividad?

Para algunas personas tener un espacio de trabajo puede verse como un lujo pero es más que un área para sentarse y pasar 8 horas o más de tu día allí.

En el último año hemos tenido que transformar nuestra sala o habitación en una oficina para adaptarnos a la nueva normalidad causada por el COVID-19.

La carga psicológica y la presión social causados por la pandemia ha llevado al colapso a muchas empresas y emprendimientos que al día de hoy no pueden retomar sus actividades por falta de capital, personal o recursos. Las empresas que pudieron soportar y adaptarse rápidamente al teletrabajo enfrentaron retos que parecían inexistentes como la ejecución de actividades en medio de un confinamiento obligatorio.

Puede sonar trágico el proceso de transición que han tenido las empresas en el último año pero no todo ha sido malo. Una gran cantidad de emprendimientos han sido creados y muchas empresas han llevado su estructura de negocio al entorno digital, descubriendo grandes oportunidades y rentabilidad en esta modalidad. – Entérate de 5 concejos para comenzar tu comercio online

¿Cuál es la importancia de tener un espacio de trabajo adecuado?

En circunstancias normales solo se tomarían en cuenta factores como la ergonomía (tener una silla cómoda), suficiente luz y mantener a la mano todos los implementos de trabajo. Pero que pasa cuando tu zona para trabajar es exactamente la misma para comer, recrearte y pasar tiempo en familia. Empiezas a notar que tu tiempo ya no es tan efectivo, que tus actividades laborales parecen más amplias que antes y sientes la necesidad de sacrificar parte del tiempo que dedicas para ti o para tu familia para cumplir con todas tus responsabilidades… Si sientes esto, estás experimentando los riesgos psicologicos del teletrabajo.

De acuerdo a los riesgos psicológicos del teletrabajo podríamos destacar los siguientes:

  • Dificultades para desconectar. Agotamiento físico, mental y emocional.
  • Dificultades para asumir corresponsablemente las tareas del hogar, con sentimientos de sobrecarga, culpabilidad y falta de percepción de control.
  • Dificultades para establecer horarios de trabajo.
  • Dificultad para diferenciar tiempo de trabajo y tiempo de ocio.
  • Dificultad para decir que no a llamadas, correos u otras comunicaciones laborales.

Todos esos riesgos o dificultades que encontramos en la modalidad de trabajo remoto tienen algo en común: la organización.

Suena fácil decirlo, ¿no?

¿Cómo implementar una agenda con tantas actividades, con tanto caos?

No, no hay una formula sencilla con la que puedas solucionar tu nueva vida tras el computador.

Lo mejor que podemos hacer es entender que lleva tiempo realizar un cambio de este tipo y que es necesario ir paso a paso.

Debemos ser estratégicos y darnos cuenta de que en el futuro cercano, el teletrabajo será la modalidad más común. Por eso, debemos ir un paso adelante y crear un hábito con esta nueva normalidad.

Estoy seguro que durante las horas que estamos trabajando el tiempo pasa volando y aunque pasamos por alto muchas cosas como comer en horas adecuadas o realizar pausas activas, no terminamos todo el trabajo que queríamos y acabamos el día con hambre, con dolores de espalda, dolor de cabeza y menos energía para continuar con el resto de nuestros planes.

¡Es imperativo que cambies tu rutina!

Programa una alarma que suene cada hora para que tengas presente que debes levantarte de tu asiento y estirarte para lubricar tus articulaciones, oxigenar tus músculos y despejar tu mente un minuto.

Trata de realizar una lista de quehaceres cada día, de esa forma tienes un panorama más claro de todas tus actividades. Siempre ten presente incluir el tiempo que dedicas para ti y tu familia. Si no logras cumplir todo, no te preocupes… Puedes seguir intentando. Lo importante es que puedas generar la necesidad de administrar tu tiempo y de esa forma irás optimizando tus esfuerzos para poder cumplir con todo lo que te propones diariamente.

Come 3 veces al día como mínimo y si es posible, toma una siesta rápida para recuperar tu energía e inspiración. Una siesta puede marcar la diferencia en tu rendimiento -Mira las ventajas de dormir durante las horas de trabajo

¡Disfruta tus días libres!

Hacer “nada” también es importante, permítele a tu cuerpo y a tu mente relajarse de vez en cuando, mira una película en familia, duerme un poco más o busca otra actividad con la que puedas salir completamente de la rutina.

Cuidemos de nosotros para poder cuidar de los que nos rodean. Hagamos de estas pruebas los cimientos para crear buenos tiempos.

Los tiempos duros crean hombres fuertes; los hombres fuertes crean buenos tiempos; los buenos tiempos crean hombres débiles; los hombres débiles crean tiempos duros“. – Sun tzu

Basta con ver la fotografía del artículo para poder percibir las horas de trabajo y las miles de ideas que fueron concebidas en ese escritorio.

Haz de tu espacio de trabajo un lugar digno de ti, tú eres el gerente de tus días, vive cómodo, vive enfocado y sobre todo con pasión por lo que haces.

Coméntame ¿cuál es tu actividad preferida para despejarte después del trabajo? 👇🤓

Proceso productivo

Conoce cómo comenzar tu empresa

Metodologías y estrategias de producción

¿Cómo evitar fracasar en mi emprendimiento?

Cometer errores es un punto importante que debemos aprender a manejar pues errar es una oportunidad que tenemos de mejorar. Lo más importante es identificar la raíz del problema y registrarlo para futuras correcciones.

En el proceso productivo vamos a encontrar todas las tareas y procedimientos que necesita una empresa o emprendimiento para efectuar la elaboración de bienes y servicios. También lo podemos definir como una serie de operaciones y procesos necesarios para realizar de forma organizada la elaboración de productos.

Te preguntarás ¿Cómo comienzo mi proceso productivo?

Una estrategia interesante para llevar a cabo toda tu operación es utilizar el ciclo PHVA (metodología usada para la norma ISO:9001 – 2015. Sistema de gestión de calidad).

Toda nuestra gestión debería estar orientada a la mejora continua. Y para eso, solo debemos seguir los siguientes pasos:

Planificar: son todos tus objetivos, trata de ser especifico y realista con tus ideas. – Materializa tu idea

Hacer: comienza a implementar los objetivos que planeaste.

Verificar: haz seguimiento a todos los procesos que estás ejecutando y recuerda… si es medible, es mejorable.

Actuar: busca errores y cambia lo que sea necesario para optimizar tu proyecto. Visualiza tu empresa o emprendimiento con ojo critico, usa la perspectiva de tu cliente y trata de mejorar continuamente.

La mejor forma de hacer que tu emprendimiento crezca es implementando metodologías que fortalezcan tu gestión. Estudiar constantemente a tus clientes y tu competencia puede dar mucha información valiosa. Después de todo, tu proyecto debe satisfacer las necesidades o expectativas de tu cliente.

Cuando llegues a este punto, solo hace falta que comiences con la distribución y publicidad de tu producto o servicio.

Actualmente los medios digitales nos pueden ayudar con muchas herramientas para cumplir con esta fase del proceso productivo. El entorno digital está en constante evolución. No te quedes atrás, adáptate, aprende y prueba nuevas herramientas y metodologías que puedan mantener tu empresa a la vanguardia.

Implementa estrategias de marketing digital con las que puedas definir tu público objetivo, el lenguaje, el tono, los canales y la frecuencia con la que te quieras comunicar con ellos.

Desarrolla encuestas de satisfacción y construye una buena reputación para impactar a más clientes con la calidad de tu servicio.

El camino del emprendedor es una larga lista de experiencias que debes de enfrentar con firmeza y sabiduría. Si quieres saber que tan bueno es tu servicio, pregúntale a tu cliente. Pero, si quieres saber que tan lejos puedes llegar… La respuesta la tienes tú.

No dudes en pedir asesoría si la necesitas para salir de un aprieto o para alcanzar una nueva meta.

¿Quieres que evaluemos tu idea?

¿Quieres verificar si puedes optimizar tu empresa?

Déjanos tus consultas y te ayudaremos con todo lo que necesites 👇

Guía del emprendedor

Pasos para materializar tu idea de negocio – emprendimiento.

Tu mayor reto es comenzar

1) Identifica y analiza todos los aspectos de tu idea. Escribe todo lo que se te ocurra, el papel es tu mejor consejero en esta etapa, descubrirás cosas que tal vez no se te habían ocurrido. Trata de visualizar el funcionamiento de tu emprendimiento, puedes escribir un paso a paso respondiendo a estas preguntas:

  • ¿Qué?
  • ¿Cómo?
  • ¿Quién?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Dónde?

Al detallar tu idea de esta forma se te hará más fácil comprender el alcance y los recursos que tienes para comenzar. Otra manera de identificar los aspectos de tu idea es haciendo un mapa de procesos que más adelante podría ser de utilidad para estrategias comerciales, administrativas y logísticas.

2) ¡Estudia el mercado! Es muy importante saber quiénes están en tu línea de negocio y cómo lo están haciendo para planear tu estrategia comercial. Estudiar a la competencia puede representar una gran fuente de inspiración. Además, ellos tienen más tiempo en el mercado y pueden ayudarte a prevenir algunos errores.

3) ¡Dale inicio a tu emprendimiento! Comienza el proceso productivo a tu ritmo. Para muchos este es el paso más dificil. No te presiones, todo tiene su tiempo y lugar. Ten presente que si te equivocas, no es un fracaso, es un aprendizaje. Todos nos exponemos a diario a la mejora continua y los negocios también.

4) Analiza tus costos. No gastes más de lo que vas a recibir. Procura que tu inversión sea implementada previo a un análisis de factibilidad. Es decir, no vamos a intentar vender botas de invierno en verano a la orilla del mar a media noche por 1000$. Siempre registra todos tus gastos operativos, no importa cuan pequeños sean… intégralos al costo de tu producto o servicio.

5) Proyecta el crecimiento de tu empresa en objetivos apropiados. En marketing podemos encontrar el uso de objetivos SMART.

  • Specific – Específico
  • Measurable – Medible
  • Attainable – Alcanzable
  • Relevant – Relevante
  • Timely – Temporal

6) Establece fechas de evaluación para verificar qué puedes mejorar, cambiar o quitar de tu gestión y aprende de cada decisión. Tomas Alva Edison dijo: “No he fracasado 999 veces. Simplemente he encontrado 999 formas de no crear una bombilla”

Tener un objetivo claro hace más sencillo alcanzarlo. Enfócate, dedícate, ten fe en tu proyecto y hazlo con pasión.

El camino del emprendedor

-Aprende a emprender –

Me gusta comenzar a escribir mis ideas con mucha información que la fundamente…No solo porque es lo ideal para reafirmar el artículo en cuestión sino también por ética.

Esta no es una de esas ocasiones pues el camino del emprendedor va más allá de una receta validada por un montón de personajes importantes que idealizamos como un modelo exitoso de vida. No, este artículo y los futuros van a representar el aprendizaje empírico, las experiencias vividas y por supuesto todos los conocimientos científicos que puedan corresponder a las “necesidades de un emprendedor”.

No digo que no podamos guiarnos por algunos modelos. Las referencias son buenas para idear estrategias que se puedan adaptar a nuestras ideas pero siempre ten en cuenta que comparar tus ideas o proyectos con las de otros no te servirá de nada. Todos presentamos diferentes circunstancias de crecimiento, capacidades y recursos, por lo tanto, debemos trazar nuestro propio camino.

Una idea pasa por muchas fases que más adelante podríamos tratar pero si algo debemos tener presente es que hay una gran probabilidad de que lo que hayas pensado se le ocurriera a otra persona (probablemente a un niño(a) en alguna parte de Asia) años atrás. Puede sonar un poco chistoso… Aunque la verdad, esa afirmación no está muy alejada de la realidad. ¿Y cómo estoy tan seguro?

Lamentablemente muchas comunidades desvirtúan el valor de las ideas de las personas que nos maravillamos con la posibilidad de crear algo único, optimizar algún producto o servicio; o simplemente hacer algo a nuestra manera. El DIY es la versión más popular de que una idea puede ser útil, replicable y sobre todo, mejorable.

¿Qué es el do yourself, do it yourself, hazlo tú mismo? También conocido como DIY o HTM, en sus siglas en español, es una tendencia de los últimos años que me ha dado mucha curiosidad. Hay infinidad de videos, Tik Toks, Reels, Webinars, podcast y muchos formatos más que presentan está información que básicamente te dan el knowhow o paso a paso de algún producto que normalmente era encontrado en alguna tienda o te dan algún lifehack para “facilitar tu vida” con trucos que ayuden a reducir algún paso de un proceso o algún atajo que te lleve a un resultado casi inesperado.

Pero ¿de que nos sirve esa referencia?

Sencillo… La idea de que algo puede ser único por más de que miles millones de personas puedan hacer nos da una nueva perspectiva de lo que significa un “emprendimiento único”.

Un producto, un servicio, un emprendimiento puede ser único desde el momento en que es concebido en nuestra mente. Sí, desde que lo piensas y comienzas a estructurar se vuelve algo especial debido a que todos tenemos una forma inigualable de pensar, algunos se les vendrá la frase “cada cabeza es un mundo”. Y así es, nuestra cabeza nos distingue de nuestro prójimo pero también nos cuesta enfrentar el molde en el que nos encontramos, dudamos de revelar ese sello que nos hace resaltar. Lo que me lleva a una obra de Schopenhauer referente al pensamiento único que en pocas palabras lo define como: “la unidad lógica independiente, es decir, autocontenida. Pero ya nadie utiliza esta definición de pensamiento único fuera de las facultades de filosofía. Más cercana al sentido actual que le solemos dar al término es la definición de “pensamiento unidimensional” (que posteriormente acabó llamándose también pensamiento único) de Marcuse, según la cual este tipo de pensamiento es “un discurso que está poblado de hipótesis que se autovalidan y que, repetidas incesante y monopolísticamente, se tornan en definiciones hipnóticas o dictados”. Es decir, un mantra de “las cosas son así porque son así y no son de otra manera porque son así” que se ha repetido tantas veces y de forma que al final ya no hace falta repetirlas, la mayoría las asumimos como algo natural. Las cosas son así ¿no? Porque todo el mundo sabe que son así. Y, por lo tanto, son así”. Leer más sobre pensamiento único

Somos dueños de nuestros proyectos, no permitas que factores externos derrumben esta iniciativa. Si bien puede que tengamos la responsabilidad de estudiar la factibilidad de nuestra idea y analizar las fortalezas y oportunidades (FODA- DAFO) que esta pueda presentar, el hecho de que sea complicado (dentro de los parámetros normales, lógicamente no voy a pretender llegar a la luna de un salto) no lo hace imposible. Que las personas de tu entorno no hayan alcanzado a realizar sus proyectos, no quiere decir que tú no puedas. Que veas que los que te rodean no avanzan, no quiere decir que debas quedarte ahí.

Si tienes la oportunidad de materializar tu idea y comenzar tu proyecto, FELICIDADES. Estás experimentando una de las emociones más gratificantes que puedan existir. Ver el producto de tu esfuerzo, de tu tiempo, de tu creatividad y perseverancia es algo importante a lo que debes aferrarte.

Walt Disney dijo “no duermas para descansar, duerme para soñar. Porque los sueños están para cumplirse. Si puedes soñarlo, puedes lograrlo”. Si a esta frase le añadimos una estrategia lógica en la que podamos levantar KPI’S por sus siglas en inglés (medida del nivel del rendimiento de un proceso) acertados vamos a conseguir un equilibrio aterrizado pues lo que es medible, es mejorable y estoy seguro que todos queremos que nuestro proyecto crezca indefinidamente.

Seguro te preguntas:

¿Cómo comenzar mi emprendimiento ?

¿Qué puedo mejorar en mi negocio para alcanzar un nuevo nivel?

¿Qué nuevos métodos y herramientas puedo usar?

Te tengo una noticia, que estés aquí y que te hayas preguntado todo esto es un gran paso. Una mente inquieta es una mente despierta. Y no te preocupes, le daremos respuesta a cada una de tus incógnitas.

Haz las consultas que necesites 👇

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora